Publicaciones que deben llevar ISBN


¿Que lleva ISBN?

  • Obras monográficas.

  • Publicaciones en Braille, o sus equivalentes en nuevas tecnologías.

  • Publicaciones que la editorial no tenga previsto actualizar regularmente ni continuar indefinidamente.

  • Audiolibros que se encuentren en un soporte físico (CD, DVD, etc.) o disponibles en Internet (no audiovisuales o videogramas).

  • Publicaciones monográficas electrónicas, ya estén en soporte físico (como cintas legibles por máquina, discos o CD-ROM, etc.) o disponibles en Internet. Debiendo solicitarse un ISBN para cada versión y formato.

  • Publicaciones digitalizadas de publicaciones monográficas impresas.

  • Publicaciones multimedia cuyo componente principal sea el texto.

  • Publicaciones en microformas.

  • Publicaciones multimedia cuyo componente principal sea textual.

  • Publicaciones por combinación de medios.

  • Libros monográficos en CD, DVD o cualquier otro medio digital.

  • Publicaciones electrónicas que constituyan una obra monográfica.

  • Colecciones. Considerando que cada tomo que la integre, deberá llevar su ISBN independiente.

¿Que no lleva ISBN?

  • Los impresos de menos de cinco páginas completas y de contenido en texto.

  • Los planos que se distribuyan aisladamente, mapas, cartografías, planisforios, entre otros.

  • Partituras musicales (totales o parciales).

  • Hojas sueltas no coleccionables.

  • Carteles y grabados.

  • Postales.

  • Hojas desplegables.

  • Las publicaciones institucionales. Como memorias, informes, rendiciones de cuentas, resúmenes ejecutivos o similares.

  • Las publicaciones estrictamente publicitarias.

  • Protocolos, programas, proyectos descriptivos, planificaciones, planes de estudios, convocatorias, etc.

  • Manuales, guías, instructivos, instrumentaciones, instrucciones, lineamientos, etc. Ejemplo: aquellas que enuncian las características de un determiando producto o de una región turística.

  • Los horarios y tarifas, las guías telefónicas.

  • Los programas de enseñanza, espectáculos y exposiciones.

  • Los estatutos y balances de sociedades; las listas de directivos de empresas, las instrucciones para tomar parte en actos; las circulares.

  • Las guías, agendas, calendarios y almanaques, aun cuando se presenten en forma de libro.

  • Las hojas intercambiables para insertar en libros.

  • Las impresiones artísticas y carpetas sin portada ni texto.

  • Las grabaciones de sonido.

  • Las publicaciones periódicas (ISSN).

  • Publicaciones ocasionales que, a juicio de la Agencia Nacional de ISBN carezcan de interés permanente.

  • Agendas, calendarios, almanaques, diarios.

  • Anuarios y directorios telefónicos.

  • Catálogos comerciales de productos, inventarios.

  • Catálogos de librerías o editoriales.

  • Estatutos de sociedades, cancioneros, folletos cinematográficos, folletos deportivos, folletos escolares, folletos de propaganda, folletos teatrales, folletos turísticos.

  • Guiones cinematográficos de cine, radio o televisión, operas, puestas en escena o teatrales.

  • Obras publicadas en multicopia.

  • Programas de actos o eventos conmemorativos y/o culturales.

  • Programas de conciertos, programas cinematográficos, programas deportivos.

  • Publicaciones seriadas[1] tratadas en su totalidad como entidades bibliográficas entendiéndose estas como: revistas, periódicos, boletines, publicaciones anuales (informes de gestión institucional, anuarios o recopilaciones periódicas de artículos publicados sobre un tema determinado, directorios, memorias de sociedades, actas de congresos periódicos los cuales deben ser asignados con ISSN).

  • Páginas web, portales informativos, bases de datos, motores de búsqueda, bibliotecas y/o aulas virtuales, publicaciones digitales destinadas a renovar sus contenidos de manera regular o frecuente a través de Internet, blogs

  • Entidades abstractas[2], tales como obras textuales y demás creaciones abstractas de contenido intelectual o artístico.

  • Publicaciones del régimen interno de las entidades o con circulación restringida, tales como: manuales de procedimientos, reglamentos institucionales, estatutos de sociedades, libros personalizados, entre otros.

  • Material impreso de carácter temporal, como materiales promocionales, publicitarios y similares (catálogos y guías con información comercial o publicitaria, portafolios de servicios empresariales, brochures, folletos y plegables promocionales, programas de actos culturales, catálogos de exposiciones, programas de estudio, impresos conmemorativos).

  • Publicaciones en hojas sueltas sin encuadernación (tarjetas postales, láminas, carteles, vallas, posters), stickers, estampas, armables, etc.

  • Partituras (Libros impresos o digitales y hojas sueltas con partitura. Deben ser indentificados con ISMN).

  • Impresiones artísticas y carpetas sin portada ni texto.

  • Documentos personales (como un currículum vítae o un perfil personal en formato electrónico).

  • Tarjetas de felicitación, calendarios, separadores, contenedores, juegos de mesa, barajas, tarjeteros.

  • Grabaciones de sonidos musicales, Cd´s musicales.

  • Guiones.

  • Programas informáticos que no tengan fines educativos ni didácticos.

  • Tablones de anuncios electrónicos[3].

  • Correos electrónicos y demás correspondencia electrónica.

  • Juegos y pasatiempos, material para dibujar, colorear, destrezas, armables, desprendibles, rompecabezas, litografías, tablas de matemáticas, elementos, etc., solucionarios, rotafolios, juegos.

  • Almanaques, agendas, calendarios, cuadernos.

  • Albumes de pegatinas.

  • Tripticos, dipticos o similares.

Referencias

[1] Son publicaciones que se editan en partes sucesivas y destinadas en principio a continuar indefinidamente. Normalmente tales publicaciones se editan en partes sucesivas o integradas y suelen designarse numérica o cronológicamente. Ejemplo de ellas son las publicaciones seriadas como periódicos, publicaciones periódicas, diarios, revistas, etc., y publicaciones actualizables como publicaciones en hojas sueltas o páginas web. Los artículos o números de publicaciones seriadas que se venden por separado se consideran publicaciones monográficas y se les puede asignar un ISBN.

[2] Por ejemplo, a cada una de las modalidades en que se comercialice la novela El viejo y el mar se le puede asignar un ISBN, pero no a la novela en sí, como obra textual en abstracto.

[3] Ejemplos de tablones de anuncios electrónicos (electronic bulletin boards) son: blogs, tablones de noticias por Internet y salones de chat.